viernes, 12 de octubre de 2012

La televisión influye en la autoestima de los niños

La televisión debería ser consumida por niños y adolescentes de forma racional: tiempo razonable y contenidos controlados por la familia. No toda la televisión que se consume es igual. No obstante, existe falta de ética en mucha de la televisión que consumen o pueden consumir nuestros hijos; se transmiten modelos sociales que en vez de empujarlos a crecer y socializarse de forma saludable inciden negativamente en su autoestima y ocupa un tiempo que debería ser utilizado de forma más positiva para ellos.

   En resumen, menos televisión y de mayor calidad. Debemos proteger a nuestros hijos de una sociedad que busca consumidores para vender sus productos y servicios y no se preocupa -en general y por encima de todo- de los intereses de los menores. 

   A continuación, presento un resumen de una interesante investigación que demuestra que muchos y deficientes contenidos televisivos reducen la autoestima de nuestros hijos, vulnerables a las garras de las sociedades de consumo.    
Recientemente, la página de la British Psychological Society (SBP) -Asociación de Psicología del Reino Unido- ha publicado una nueva investigación de la Universidad de Indiana (EE.UU.), en la que se demuestra que ver la televisión puede tener un efecto marcado en la autoestima de los niños, impactando de forma diferente en cada uno. 

   Se trata de un estudio longitudinal llevado a cabo por Nicole Martins, profesora asistente de telecomunicaciones de la Universidad de Indiana y Kristen Harrisson, profesora de estudios de la comunicación en la Universidad de Michigan, en el cual se observó una muestra estadounidense de 400 estudiantes preadolescentes blancos y negros durante un período de un año. El estudio se centró en la correlación entre el tiempo que pasaban viendo la televisión y el impacto en su autoestima.



   Los resultados de la investigación, publicados en Communication Research (revista americana bimensual que publica artículos relacionados con el estudio de los procesos de la comunicación dentro de una amplia gama de sistemas sociales), revelan que una larga exposición frente a la pequeña pantalla puede jugar un rol significativo en los niños, sintiéndose peor a largo plazo, ya que no pueden evitar compararse con lo que ven en ella. Concretamente, el estudio señala que es más probable que disminuya la autoestima en los chicos y chicas negros, y en mujeres jóvenes blancas, apareciendo el efecto contrario en jóvenes blancos.

   Estos resultados se relacionan con los estereotipos y los mensajes que recibe cada uno al respecto. En relación con los varones, los personajes blancos suelen tener posiciones de poder, una buena educación, y una vida "maravillosa", pudiendo conseguir todo lo que se propongan. En cambio, los chicos negros, suelen aparecer en muchos programas caracterizados como delincuentes o como "bufones", transmitiéndoles el mensaje contrario: que no pueden aspirar a grandes cosas.

   En cuanto a las chicas –tanto blancas como negras- suelen aparecer en la televisión con personajes cuyo rol es bastante simplista y su éxito suele deberse a su aspecto más que a sus logros.
  
   Estas investigaciones muestran como el hecho de pasar tanto tiempo frente a la pantalla puede privar a estos adolescentes de la oportunidad de explorar otras cosas y disfrutar de otras actividades en las que son buenos y que podrían aumentar significativamente su autoestima.

Fuente: Infocop online Fecha: 11/10/2012

¡Compartir!

WhatsApp

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...