martes, 22 de diciembre de 2009

Pedir los deseos en voz alta

La contra de La Vanguardia del 22 de diciembre está dedicada a la Associación "Amics dels àngels" (Amigos de los ángeles). Versa sobre la existencia de los ángeles. A mi me gustaría creer a pies juntillas, abandonarme a la idea de su existencia. Supongo que en el fondo de mi alma confío en la existencia de algo magnífico y bello que nos ayuda y nos orienta. Pero esas, son disquisiciones personales.

Me siento capaz de escribir sobre lo que conozco, sobre lo que veo, de aquello que se que funciona. Aunque muchas veces siento cosas que no responden a lo que puedo ver y tocar...tendré que seguir a esta asociación - Amics dels àngels- y , a ver si aprendo a escuchar todavía más atentamente el susurro de los ángeles no corpóreos. No obstante, debo decir que me siento rodeada de ángeles, estos encarnados. Muchas de las personas de nuestro entorno son auténticos ángeles, seres amorosos. Vale la pena hacer un buen inventario de estos ángeles, observarles, escucharles atentamente y vibrar en la clave de la energía que mueven: la del amor universal. También nuestros niños, esos ángeles pequeñitos que están en todas partes, conservan ese espíritu angélico, esa mirada limpia, esa renovación que permite que la vida valga la pena vivirla.

Les propongo convertirse en un ángel para los otros, conviertan a los demás en ángeles, en hadas madrinas, en seres capaces de convertir la vida en un lugar lleno de magia, lleno de amor.

Es tiempo de navidad….y también se acaba el año. En nuestro país, las supersticiones nos han convencido a todos de que funciona lo de “Año nuevo, vida nueva”. No obstante, cualquier momento es bueno para recomenzar. Pero aprovechemos esas viejas creencias para poner más ímpetu en los cambios que nuestra vida o la de los que nos rodean están pidiendo.

Escucho a menudo a mi alrededor esa frase que tantas limitaciones nos impone: ¡No pidas tus deseos en voz alta, que no se cumplirán! Hasta los niños, condicionados por los mayores, repiten esa frase en las fiestas de aniversario. Normalmente, nuestros deseos, están relacionados con otras personas. ¿Por qué no decir en voz alta aquello que es importante para nosotros? Los demás, no son adivinos ¿Por qué no pedir aquello que necesitamos? Alguien estará encantado/a de ayudarnos o, por lo menos, de indicarnos el camino. Podemos convertir a los demás -o a nosotros mismos- en hadas madrinas….

Compartir nuestros sueños, necesidades, deseos…les confiere de la fuerza de aquellos que los comparten con nosotros. Todos aquellos que los conozcan serán nuestros cómplices en la vida.

Compartan sus sueños, escuchen los sueños y necesidades de los demás y...pónganse en acción. Cuantas más personas compartan aquello que desean, más cerca se encuentra la posibilidad de que se convierta en realidad. Esa es la auténtica magia….la unión, la sinergia de las personas.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Ante las separaciones de parejas con hijos: ¿qué papel juega usted?

Escribí estos días sobre la situación de las familias en las que los padres deciden separarse. Tras ello, he llegado a una entrevista de Ima Sanchís en 'La contra' de La Vanguardia a Elvira Rodríguez. En ella, esta abogada plantea las ventajas de la custodia compartida, pero no solo eso: también la comunicación, el sentido común, los acuerdos, el reparto equitativo de tareas, la cooperación, que sean los propios progenitores los que regulen cómo va a ser la familia después de la separación y el objetivo final: la estabilidad de los niños.

Entrevistadora y entrevistada abordan la cuestión de lo lógica que parece la custodia compartida... Creo que estaremos todos de acuerdo en que hacen falta nuevos modelos y respuestas a las distintas realidades que se producen en el seno de una familia. Estas respuestas, únicas, que tengan en cuenta a todos y que se adapten a la realidad cambiante debería ir todavía más allá de los acuerdos judiciales: debería pasar por nuestra vida y la de nuestros hijos, respondiendo al sentido común, al amor por ellos y al respeto por los progenitores. Para que estos cambios necesarios puedan ser posibles es necesaria la cooperación de toda la sociedad, no solo de las parejas. Es necesario un cambio de perspectiva. Mi objetivo es cuestionar el actual estado de cosas respecto a las separaciones: no funciona y muchas personas sufren gratuitamente. ¿Cómo podríamos restaurar el sentido común?

Carta al ser humano que somos

Un día, escuché a un padre explicarle a su pequeña cómo fue que ella nació…

“Papá y mamá decidieron tener un hijo. Para ello, cada cual puso un poco de su corazón y, juntando los dos, nació el tuyo. Ese corazoncito que tú tienes contiene luz: la que traías cuando llegaste a nosotros y la que mamá y yo pusimos en él. Los dos sabemos que ese corazón lleno y entero te guiará a lo largo de tu vida. Cuando el corazón de un niño se rompe, se escapa su luz, y puede perderse. Lo último que mamá y yo desearíamos para ti es que te perdieras en la vida o te sintieras desamparada. Por eso, cada día alimentamos la chispa que te ilumina y la animamos a guiarte para que siempre sepas por dónde vas y nos sientas cerca de ti. Ella preguntó qué puede romper el corazón de un niño y él le contestó que – entre otras cosas- perder el calor de su papá o de su mamá”

viernes, 24 de julio de 2009

HUMOR: Biznesman humaniza las empresas

Hoy, viernes 24 de julio de 2009, el equipo de La contra de La Vanguardia entrevista a Luisella Traversa
Ella repasa diversos ámbitos de su vida y explica sus inicios como responsable de recursos humanos en la empresa de su marido. Destacan para mí sus referencias a la meditación, la observación, el modelado de las formas de actuar que funcionan y la orientación de las capacidades de cada persona para conseguir sus sueños como forma de conocimiento y acción. No deja de lado la gran pregunta: ¿cuál es tu sueño? Aquella que cada cierto tiempo sería interesante hacerse para alinear internamente lo que un@ es y el lugar al que dirige su vida.
Hace dos días, Ima Sanchís entrevistaba a Carmen Iglesias, quien hacía referencia al humor, saber reírnos de nosotros mismos, como ayuda a la civilización y - por ende - al ser humano, a superar sus problemas.

He conocido hace muy poco tiempo a un personaje que tiene como lema: “Humanicemos las empresas”. Lo primero que hace es hacernos reír con las situaciones con que nos encontramos en el mundo del trabajo, pero lo que en definitiva desea es hacernos pensar a través de la risa y lo disparatado para tomar conciencia.

Os adjunto un relato de Biznesman procedente de su consultorio, más en Sinergia 80-20

CONsultorio de TRAbajo
.
Querido Biznesman: Estoy enamorada de un empleado de personal de limpieza, de origen chino, lo conocí un día en que me quedé trabajando después de hora –como casi siempre- y cuando nos vimos… ¡Fue (hacer el) amor a primera vista! Nos enrollamos y no pudimos contener la pasión entre escritorios, sillas y mesas con impresoras que iban y venían entre nuestros meneos. Mi problema es que soy… ¡la secretaria del Presidente! Y además estoy casada, tengo cuatro hijos y esperando el quinto… ¡Que no sé si es de mi marido o de mi nuevo “novio”, que encima está esperando un hijo con su legítima esposa! ¿Qué hago? . M.M. – Vigo - España .

Querida M.M.: Creo que, ante todo, no debes quedarte trabajando hasta tan tarde y dejar a tus hijos al cuidado de otras personas porque vienen las tentaciones y… ¡Pasa lo que te ha pasado a ti! Pero bueno, paciencia, a estas alturas no importa quién es el padre, cuando el niño nazca lo sabrás al instante, lo importante ahora es que te cuides, que comas y descanses bien y que les digas a tus otros hijos que van a tener un hermanito concebido con mucho amor. Y desde aquí sólo regalarte ánimos y si me permites un breve consejillo, intenta modificar tu dieta, come mucho arroz y arrolladitos primavera, haz meditaciones e interésate por la cultura oriental, tal vez no cuele pero si tu bebé posee rasgos orientales es una forma de acercarte a su verdadero padre y al hermanastro de tu nuevo hijo y si no..., habrás aprendido algo nuevo. Eso sí, si el bebé se parece a tu esposo, que despidan a tu amante ya mismo y que contraten a mujeres cincuentonas con las que simplemente puedas conversar. Y por favor, no hagas más horas extras, las empresas no te las pagan y además mira en qué líos te metes… A propósito, ¿nunca te liaste con tu jefe? Como presidente de una empresa, al menos, tendría que aumentarte el salario sin chistar, ¿no? Y por favor, ¡toma precauciones que ya vas para cinco críos, madre de Dios santa! En fin...

Saluditos bonitos.

domingo, 19 de julio de 2009

Cartas a los padres: La aceptación


“Lo que se resiste persiste. Lo que se acepta se transforma “. Proverbio budista 


Esta es la primera carta que escribo a los padres. Hace ya muchos años que hablamos en los cursos y las reuniones sobre actitudes vitales que orientan positivamente en educación, como ésta: la aceptación. Nuestros hijos, nuestra pareja, nuestra familia, compañer@s,... como seres humanos que son, alimentan su paz interior mediante algo tan sencillo como SER ACEPTADOS, TAL CUAL SON, TAL CUAL SOMOS.


Aceptar es ver algo tal y como es, no como debería ser. Cuando no aceptamos, hacemos una fuerza que enfrenta “lo que es” y “lo que debería ser”, de forma que nos quedamos estancados, sin movernos.

Una de las actitudes más duras de sobrellevar por un niño o adolescente es no ser aceptados como personas, tal cual son. Solo nacer, hay criaturas que no responden a las expectativas que sus padres tenían: por su sexo, su aspecto, características... Ya en la escuela no resultan ser tan list@s como se esperaba, o no obedecen como deberían, resultados escolares penosos, es un desastre, malos hábitos,… Comienzan entonces las comparaciones, en las que siempre perdemos y siempre pierden aquell@s que son más frágiles. Siempre hay alguien mejor, más alto, más listo, más exitoso,….. Pero ni siquiera es@ más lo que sea gana siempre, pues depende de con qué comparemos. Esto, visto desde fuera, vence y tumba al más centrado. Siempre puede con nuestros pequeños, los cuales pueden sentir que no son suficientemente nada. Crecer con ésta fuerza que se opone a lo que eres, con lo que cuentas, la energía que te mueve en el mundo… te impide desarrollarte y moverte.

“Nada hay mejor que ustedes mismos, ahora “Jiddu Krishnamurti

La mejor manera de expresar nuestro amor por los que nos importan y por los que están en nuestra vida es reconocer todos los aspectos de la persona que es, no de la persona que podría ser. Cuando reconocemos a nuestros hijos o educandos como aquella maravilla que podrían ser o serán, les estamos sacando de su centro vital: el presente, lo que ya son. Es entonces cuando comienza la ansiedad y la insatisfacción, siempre en la búsqueda de lo que nunca llega, dejando de lado lo que ya es y ya llegó. Perdemos la oportunidad de atender o reforzar lo que es, de transformar lo que puede y debe ser mejorado, pero desde el momento presente, que es el que auténticamente existe.

“Comprender significa acción inmediata, decir que comprendemos y no actuar es eludir el hecho real” Jiddu Krishnamurti

Aclarada la cuestión sobre aceptar lo que es, pasemos a lo que preocupa a padres y educadores: la conducta indeseada. ¿Debemos aceptar una conducta que no es adecuada o que está teniendo consecuencias negativas? Lo que planteo es relacionarse con esa conducta desde la aceptación, no desde el rechazo. Significa relacionarnos con el momento presente sin rechazarlo, estando en él plena y conscientemente, aceptando lo que pasa como actitud. Es entonces cuando podremos transformar lo que sucede, desde dentro, formando parte de la solución. Cambiará absolutamente nuestra vivencia interna, accederemos a toda la información que la situación tiene para nosotros: sobre el otro, sobre nosotros, sobre el contexto en que se da la conducta, facilitando acciones efectivas de mejora y dando mayor perspectiva de comprensión y actuación en la realidad. Dejaremos de sentirnos víctimas de nuestra vida, accederemos a nuestra energía para afrontar lo que sucede y así, hacer aquello que puede mejorar la situación, tanto en el momento presente como en el futuro.

Educar desde la aceptación nos convierte en personas más significativas para el otro, nos corresponsabiliza en lo que sucede, dejamos de culpar y nos centramos en la acción y sus posibilidades de transformación. Aceptar nos aporta la información que necesitamos sobre lo que sucede, retornándonos el control de nuestra vida. Educamos en un contexto en continuo cambio, que siempre es nuevo. No nos servirán las fórmulas que nos de nadie, ni la opinión del más reputado especialista. Es entonces cuando nos damos cuenta de lo importantes y magníficos que somos para nuestros hijos, somos las personas con las que auténticamente cuentan.

sábado, 27 de junio de 2009

El valor de la fragilidad I

Extraigo y comento algunas frases de la entrevista en La contra del día 18 de junio de 2009 a Diana Cardozo, directora de cine, uruguaya y familiar de tupamaros. Me gustan estas entrevistas en las que la verdadera dimensión humana sale a relucir, más allá del papel couché que nos presenta una sociedad en la que se vende aquello bonito, lo que parece la mejor fruta de cada árbol. La mejor fruta de cada árbol tiene su tiempo de plenitud espectacular, y éste pasa, para convertirse posteriormente en una semilla, que hará su proceso de transformación fuera de la luz y la admiración de todos. "Hay algo artificial, sobrevalorado y manipulador en la idea de que los grandes saltos políticos están en manos de héroes, mártires, ideólogos, estadistas o elegidos. De la misma forma se responsabiliza de los grandes males a un malvado o psicópata en el poder, llámese Hitler, Pinochet, Stalin, Franco…"

Cuando se mitifica a alguien se quita el poder, la responsabilidad y la participación a la sociedad en la que se da esa situación. Considero que nadie se hace a sí mismo, pues hemos necesitado las atenciones, el amor y el soporte de aquellos y aquellas que nos acompañan en la vida, y así eternamente. En la medida en que en nuestras sociedades se mitifique y destaque solo a unos, los otros permanecerán en la sombra y no serán suficientemente reconocidos como personas, como partícipes y parte, del todo que mueve el mundo. Cada cual asume un papel en la vida, solo que a algunos les toca estar a la luz. Pero no se representan a sí mismos, si no al todo al que pertenecen. Quien asume ese papel de falso protagonismo hace sombra al resto, gracias a todos. "Mi generación no quiso cambiar el mundo, la utopía había desaparecido. Somos nuestras circunstancias... Sí, pero al mismo tiempo somos elección personal: libertad, decisión y responsabilidad; en esas tensiones vivimos...... Ese es el valor del presente, en cada instante se juega no solamente tu vida hoy, sino todo lo que serás." . Considero que hemos de hacer un ejercicio constante de toma de conciencia: siempre es posible elegir, aunque sea nuestra actitud ante lo que nos sucede, eso como mínimo. Como no añadir sufrimiento al dolor, por ejemplo. Cada cual tiene sus propias esferas de libertad, ganadas sobre todo internamente, después de liberarnos de las programaciones de los sistemas en que vivimos. Ante cada situación nueva de nuestra vida podemos optar entre varias decisiones -mejor si ampliamos el repertorio, a base de ganar libertad y conexión con recursos internos que no siempre afloran-. Y la responsabilidad, gran tema. No podemos justificar siempre que aquello que nos sucede es fruto de lo que nos rodea: si uno estaba allí, en su vida, algo podía hacer. No pensemos en situaciones extremas, no es la vida una situación extrema el 99% de los casos, a eso me refiero. Pero esta reflexión no exonera la responsabilidad social y una organización que beneficia a unos pocos, en detrimento de la mayoría. Todos podemos ser el presidente de los Estados Unidos........ "....Pero la fortaleza radica en asumir tu fragilidad; el valor reside en hacerte cargo de tu propia historia, no maquillarla. " 

Vivimos entre nuestra luz y nuestra sombra, entre nuestros recursos y nuestra falta de aprendizajes. También los pasos intermedios, aquellos que nos conducen a conseguir ser lo que somos, son importantes y hay que prestarles atención. Ahí está nuestra vida también, en el camino, no solo en la llegada. También SOMOS cuando nos duele, cuando nos equivocamos, cuando soportamos las consecuencias de nuestros actos, cuando nos perdemos.... ¿Por qué no aceptar plenamente estas dimensiones nuestras? ¿Por qué no abrazar nuestra fragilidad para alimentarla y cuidarla?. Pienso que solo podemos crecer auténticamente cuando integramos todo lo que somos, es entonces cuando la sombra se puede convertir en luz. Y así vivimos, en encrucijadas muchas veces, ¿y qué?. ¿Tenemos que ser magníficos siempre?. Es más: ¿Quien es magnífico y adecuado siempre? Si aquel en quien piensas es magnífico o magnífica en algo: ¿Qué está desatendiendo?. Tengo la teoría de que el ser humano es como un manta, llega donde llega y si tapas mucho una parte, dejas destapada otra. Solo en el equilibrio habrá un poco de cobertura para todo. Todas las mantas son necesarias para cubrir adecuadamente a toda la humanidad. . " Hablando de los torturadores: ...Si no hay ni siquiera un reconocimiento de lo que pasó (en la prensa, en la educación, en la memoria colectiva…), la tortura se convierte en una anécdota. Detrás de ellos hay individuos indiferentes. Sí, más allá de esos malvados hay una sociedad entera que en determinado momento acepta determinado proceso. " .

¡ Qué bien se ven los toros desde la barrera !. Aquí nosotros, cómodamente sentados, en nuestra sociedad aparentemente tranquila, leemos y observamos desde fuera. Mientras tanto, aceptamos muchas injusticias que deberían ser revisadas, demasiado cotidianamente. En la cafetería tienen sillas de teka, vete a saber en qué condiciones han sido fabricadas y qué procesos ha sufrido el bosque en el creció la madera. Mis deportivas son de una determinada marca, fabricadas en el extranjero: ¿en qué condiciones de trabajo y quienes las has manufacturado?. El nuevo biodiesel: ¿a cuántas personas está dejando sin comer?. . Mi sociedad es bella, nosotros somos altos, jóvenes y guapos. Aquí la vejez, la disminución y la enfermedad no se ven, ¿dónde deben estar?. Existe la justicia. Todos comemos bien. Todos vestimos bien. Todos somos listos y estamos escolarizados. Nuestras sociedades progresan porque nosotros nos lo merecemos. ¿Qué estarán haciendo en otras sociedades donde viven miserablemente? ¿Por qué se organizan tan mal? ¿Por qué se esclavizan para que nosotros consumamos y consumamos?. ¿Será que son malos negociadores o vendedores?. Comerciales: a los países "en vías de desarrollo", a enseñarles a venderse mejor. ¿Será el márqueting la solución a los problemas mundiales?. No se, tengo muchas sospechas. ¿Serán infundadas?
Adjunto el link a esta contraportada completa: AQUÍ
 ink a la contra diaria de La Vanguardia. Espero que disfruteis de su lectura. http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html

sábado, 13 de junio de 2009

Hoy reflexiono: ¿A quién beneficia cada cosa que no funciona bien?

Cuando algo no funciona (desigualdad, hambre, guerras, crispación política, derroche, individualismo, aislamiento del individuo, insatisfacción constante,.. ), y eso se repite, me planteo siempre: ¿A quién o qué beneficia que eso sea así? ¿Qué le pasa a tu vida cuando eso que es común te sucede a ti?. Estoy convencida de que si lo que sucede no fuera conveniente a quienes se benefician de ello, lo cambiarían con ayuda de la publicidad, la política y todos los medios al alcance de los grandes poderes.

Que nos llamen por nuestro nombre y nos demuestren que les importamos

 
La contra de La Vanguardia de hoy día 13 de junio me ha sonado a gloria. No porque hable del suicidio y de los que se suicidan, si no porque recuerda cosas que ayudan al ser humano a sentirse eso: UN SER HUMANO.



Sólo unas palabras, reconocer al otro.... y cooperar. Eso es amor e inteligencia. Y vuelvo a la pregunta que a mí en estos tiempos más me resuena: ¿a qué intereses puede convenir que ciertos mecanismos humanos y naturales estén desactivados cuando son básicos e imprescindibles para la vida y la salud? ¿Puede tener que ver con que son GRATIS, están al alcance de todos y nos satisfacen profundamente?

Menciona que la palabra es el mejor remedio contra el suicidio. Puede hacer que la vida sea un lugar mejor, utilizada con la finalidad más elevada. A continuación se refiere a llamar al otro por su nombre –¡a reconocerlo!-, demostrando que importa y nos importa. Por último destaca, para mí, su referencia a cooperar para prevenir y ayudar: todos y en todos los ámbitos. ¿No es aquello que cualquier persona necesita para su vida? ¿No es aquello que haría que nuestras sociedades fueran más humanas en cualquier ámbito?.

Vivimos con los otros, compartimos muchos momentos, pero la calidad de las relaciones que se establecen en sociedades mercantilistas es baja y superficial. Menciona la cooperación, y no puedo evitar pensar en aquello que estoy observando a mi alrededor: el aislamiento interior de los individuos. Subidos en nuestras atalayas de seguridad que, de repente, un día buen día pueden desaparecer o se deterioran lentamente, mientras nos aferramos a mantenerlas en pie. Y un día te das cuenta de que te caíste de tu atalaya, pues no hay atalaya segura que te libre de todo mal. Y piensas en tu vida, que dejaste transcurrir a tu lado mientras te dedicabas a construir una torre de marfil en la que encerrarte.

Este paseo por los conceptos pretende ser un viaje, para mirar más allá de la inmediatez. Si tienes tu atalaya, en la que te sientes tan segur@: ¿qué atalaya interior, que te permita observar la vida, podrías estar construyendo y además compartiendo con otros para llegar a lo más alto de ti?. Podemos contribuir a construir un mundo que albergue a todos los seres. Tejido con los lazos del amor profundo: hacia los nuestros, hacia todas las personas que nos rodean y comparten este espacio de vida. Es posible construir un mundo que también albergue nuestras almas, permitiendo que la gracia del ser de cada uno se manifieste. Para ello, contamos con mecanismos bien simples, que no dependen de la economía: aceptar, reconocer al otro, mirar profundamente a los ojos,.... y amar profundamente lo que es, lo que somos.
__________________________________________________  

Adjunto extracto de los apartados de la entrevista que me han llamado la atención y el enlace a La contra, donde podreis leer la entrevista del día de hoy.

lunes, 8 de junio de 2009

Exito y fracaso. Entrevista en La contra de La Vanguardia a Paul Potts.


La casualidad, la suerte, el talento,… hacen que un hombre lleno de complejos y con pocas oportunidades de triunfar consiga llegar a lo más alto. Todo por el canto de un duro. Pero el éxito esconde el fracaso de una sociedad que divide y separa a las personas, seleccionando a unas cuantas que estarán a la luz y dejará en la sombra a la mayoría. En eso participamos todos, por tanto: TENEMOS TRABAJO PARA CONSTRUIR. Y si no construimos de forma consciente, participamos de forma inconsciente en la separación, clasificación y división de las personas… con la selección de sólo unos cuantos.
¿Qué valores sociales fomentan que la situación sea como la explica un chico que se sintió rechazado, excluido y poco apreciado? La sociedad que él refleja y que podemos ver observando un poco a nuestro alrededor valora: belleza, riqueza, juventud, fuerza, poder, carisma, inteligencia, éxito,…. Supone ello que si no eres magnífico o magnífica en todo… difícil lo tienes, no te engañes. Además, esos valores que se fomentan…. pasan y son relativos. Por tanto, no le conviene su fomento a nadie que se de cuenta ya que, en un momento u otro, perderá. Si seguimos dentro de esa carrera que todos perderemos es porque, sencillamente, nos engañamos o nos dejamos engañar, dando poder a determinados intereses.
Comenta Paul Potts: “era ya la última oportunidad que me concedía a mí mismo..... Íbamos a ser desahuciados....estaba hundido....acumulaba muchos fracasos.... estaba resuelto a olvidarme para siempre del canto....” Yo me pregunto: ¿porqué sólo aceptaba un alto resultado? Si hacemos estadística, la probabilidad de conseguir el éxito entre una gran cantidad de candidatos y pocas oportunidades de formar parte de los elegidos, nos deja una situación en que “el éxito” deja en la cuneta al ¿95? ¿99 de los candidatos?. Ante una perspectiva como ésta, deberíamos plantearnos objetivos que contemplen otro tipo de resultados aceptables, que nos permitan sentirnos realizados como personas. No existe en la vida el éxito para todos, salvo que demos un nuevo contenido al éxito: teniendo en cuenta la plenitud personal y el gozo total con lo que hacemos y en nuestras vidas. Eso sí que depende de nosotros y nos convertiría en personas que triunfan a nivel personal.
Defiendo que toda persona debería poder dejar hablar a lo más profundo de sí: su ser, su alma, su conciencia profunda o su sensibilidad. El arte es un camino para todos, sin necesidad de buscar el éxito, sólo la expresión de lo que cada uno es, más allá de las palabras. Para ello no es necesario tener éxito o reconocimiento, solo un canal que nos permita fluir….. a todos y cada uno de nosotros o nosotras. Si sólo unos cuantos tienen “permiso” para expresar su arte: ¿qué es de la sensibilidad y el arte del resto?. No significa ello que no debamos disfrutar de aquellos que conectan con lo sublime, si no de no dejar de lado nuestra propia expresión ante la vida.
Para terminar, desearía recordar que todos podemos hacer alguna cosa: por nosotros mismos y por las personas que nos rodean, especialmente por los más pequeños, que están desprotegidos. Este tipo de sociedad escoge a unos cuantos y los encumbra, dejando de lado al resto si no sirven a determinados propósitos, que suelen ser mercantiles. Si tanto se da, olvidar a quienes no destacan, es que todos o casi todos participamos. Siempre estamos a tiempo de asumir nuestra responsabilidad y de darnos cuenta de lo que sucede. Podemos cambiar las reglas del juego por otras que estén hechas para todos, no para solo unos cuantos.
A continuación, la entrevista que hoy publica la contraportada de La Vanguardia. ____________________________________________
Paul Potts, cantante lírico, revelación de un concurso televisivo "Me desfogaba en karaokes disfrazado de Pavarotti" VÍCTOR-M. AMELA - 08/06/2009
Tengo 38 años. Nací en Bristol y vivo en el sur de Gales. Hace dos años era vendedor de móviles y ahora soy tenor. Estoy casado y no tenemos hijos. Prefiero no expresar ideas políticas. Soy protestante no practicante. Llevo cuatro millones de discos vendidos Hizo llorar al jurado del talent show británico. Yo quedé insatisfecho de ese famoso casting: no logré conectarme realmente con la música...
¿No? Pues si llega a conectarse... Es un vídeo visitadísimo en YouTube, pero yo me sentía mal: canté pensando que iba a ser la última vez que cantaba en mi vida.
¿La última? ¿Y eso por qué?Acumulaba muchos fracasos tras haber dedicado mucho tiempo, empeño y dinero en cantar profesionalmente. Era ya la última oportunidad que me concedía a mí mismo...
¿Tan mal estaba? Íbamos a ser desahuciados mi mujer y yo de casa por impago de las dos últimas cuotas. Estaba hundido, vaya. Ya había resuelto olvidarme para siempre del canto. ¡Y entonces puso a la gente en pie! Gané cantando Nessun dorma y luego grabé un disco con cuatro millones de copias...
Es cantante de éxito gracias a la tele. A una moneda, antes.
¿Una moneda? Me habían extirpado un tumor junto al riñón y, tras meses de convalecencia, salí a la calle y me atropelló un coche. Llevaba ya un año tirado en el sofá de casa, sin cantar...
Patético panorama... Estaba hundido. Y por internet vi la página de inscripción de Britain´s got talent... El susodicho concurso de televisión. Anoté mis señas y al ir a clicar aceptar pensé: "Será otro fracaso, otra frustración..." Iba a clicar cancelar,pero dejé que una moneda decidiese: cara sería aceptar;cruz sería cancelar.Y salió cara.
¿Tan inseguro se sentía? Buscaban una estrella pop, y yo no me veía así: mi aspecto físico no encaja, y cargaba con mis complejos, mi poca autoestima...
¿No se valoraba? ¿Por qué? De niño padecí burlas, acoso escolar... Era el último al que elegían en los juegos… Me refugié en la música, la lectura... De niño me sentía tan marginado que había llegado a fantasear: "Si sufriese un accidente, ¿me prestarían atención, se preocuparían?"
¿Se provocó algún accidente? No, pero soy tan torpe que a los 14 años corría de la escuela al coro, choqué con un andamio y me rompí los dientes. ¡Me quedaron tan feos que no sonreí ni en mi boda!
Vi sus dientes mellados en la tele. Un dentista que me vio por la tele se ofreció y ya me los he arreglado. Ahora sonrío más.
¿Ha reparado ya su autoestima? Mejoro... pero nunca seré muy seguro. Pues si hubiese salido cruz... Seguiría vendiendo móviles, o estaría en paro y quizá ya no tendría ni casa...
¿Desde cuándo su voz es especial? De niño canté en un coro y el profesor me decía que era el mejor… pero me enviaba detrás del órgano: mi entusiasmo me hacía cantar alto y tapaba la voces de los demás.
¿Soñaba con ser tenor? Mi padre era conductor de autobús y teníamos lo justo para vivir: no había dinero para estudiar en el Conservatorio. Estudié Filosofía, trabajé en una tienda de muebles y después cono vendedor de móviles.
¿Y dónde cantaba? ¿En la ducha? Me disfrazaba e iba a cantar a karaokes.
¿Por qué se disfrazaba? Por miedo a las burlas. Así podía soltarme más. Me disfracé de Pavarotti, pero la barba se me despegó y me reconocieron...
¿Fue Pavarotti su ídolo? Sí, y Josep Carreras. Es difícil que vuelva a haber dos tenores como ellos. Admiro a Carreras: ¡superó una leucemia para cantar!
¿Ha hablado alguna vez con él? Sí: me ha dado ánimos. Y tuve el inmenso privilegio de cantar ante Pavarotti.
¿Cómo fue eso? En el año 2001 junté 8.000 libras ganadas en otro concurso de la tele - más todos mis ahorros-,y estuve tres meses de verano en un curso de canto en Rímini. ¡Y se presentó Pavarotti a darnos una clase magistral!
¿Y cantó delante de él? Fue muy fuerte: canté un aria de Rodolfo (La Bohème)y con los nervios no respiré bien. "Rodolfo se quedaría sin aliento por amor, ¡pero nunca por respirar mal!", me riñó Pavarotti. Y añadió: "Cántame otra cosa". ¡Fui el único al que quiso oír otra vez!
¿Y qué le cantó? E lucevan le stelle. Me dio las gracias: los que allí le conocían me dijeron luego que sus gestos denotaban que le había gustado.
¿No se sintió más seguro tras eso? No, porque yo enviaba cintas a agentes de ópera, y nunca recibí un sola respuesta. Ahora la gente le debe de querer más. Una ventaja de haber sufrido acoso de niño es que aprendes a elegir bien a tus amigos. ¡La vida es una maestra dura, pero eficaz!
¿Qué dice de todo esto su esposa? Que no he dejado de ser un pesado. Aparte de ser tenor, sigo siendo marido.
¿Cómo ve a Susan Boyle, revelación hogaño del programa Britain´s got talent?Confío en que se reponga de su achuchón, aproveche su fama y sea feliz cantando. Es natural que quiera cuidar su imagen, ¡pero lo principal sería que todos aprendiésemos a no prejuzgar a nadie por su aspecto! ¿Ha dejado usted de sufrir accidentes? Sí. ¡Toco madera!
¿Tiene un particular sentido para usted el cuento del patito feo? Sí: el de que todos podemos. Creo que se trata de no desfallecer y de vivir cada día como si fuese el primero y el último.
lunes, 08 de junio de 2009
LA CONTRA ´Passione´
Tras haber vendido millonadas de One chance,su primer disco, lanza ahora Passione.Llega a la entrevista con cámara de fotos en ristre: fotografía fachadas de Barcelona, "arquitectónicamente la mejor ciudad del mundo: pasear por aquí es una delicia, ¡es una ciudad hermosísima!" Sensible, tímido, melómano dotado de una vibrante voz, Paul Potts me confía una vida rescatada - al límite-de la frustración, el fracaso, la inseguridad, la impotencia y el desdén. Quizá por eso su voz y estampa han emocionado a tantos millones de personas, que hemos visto en el apocado Paul Potts una posibilidad de redención en el último minuto, una posibilidad de encarnar alguna épica. Aquí, gracias a la lírica.

viernes, 5 de junio de 2009

Tener tiempo para ti

Inicio este blog haciendo una reflexión en torno al tiempo, al hilo de mi programa de radio favorito: L'ofici de viure, de Catalunya Ràdio. Mi primer escrito es un regalo a un programa que despertó en mí el interés por la escritura y me descubrió cómo lanzándote al exterior te sumerges en lo más profundo de ti. Podéis acceder al podcast de programa, emitido el 2 de junio de 2009.

Para comenzar, me hago algunas preguntas ¿Para qué nos ha servido tanto progreso y crecimiento económico si vivimos sin tener tiempo y alienados? ¿Qué puedes hacer con el crédito vital que la vida nos concedió al nacer? ¿Haces con tu tiempo de vida lo que tiene sentido para ti? ¿Qué mejoras podrías introducir? ¿A qué podrías renunciar para ganar otras cosas?


¡Compartir!

WhatsApp

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...