viernes, 5 de junio de 2009

Tener tiempo para ti

Inicio este blog haciendo una reflexión en torno al tiempo, al hilo de mi programa de radio favorito: L'ofici de viure, de Catalunya Ràdio. Mi primer escrito es un regalo a un programa que despertó en mí el interés por la escritura y me descubrió cómo lanzándote al exterior te sumerges en lo más profundo de ti. Podéis acceder al podcast de programa, emitido el 2 de junio de 2009.

Para comenzar, me hago algunas preguntas ¿Para qué nos ha servido tanto progreso y crecimiento económico si vivimos sin tener tiempo y alienados? ¿Qué puedes hacer con el crédito vital que la vida nos concedió al nacer? ¿Haces con tu tiempo de vida lo que tiene sentido para ti? ¿Qué mejoras podrías introducir? ¿A qué podrías renunciar para ganar otras cosas?



Para plantearme el tiempo de una forma honesta con mi propia vida, no puedo menos que revisar: ¿Qué es aquello auténticamente importante para mi?. Al dar a los aspectos fundamentales de nuestra vida su lugar, el que les corresponde, es más fácil saber qué pasa con el tiempo y qué podemos hacer con él. A menudo, hacemos cosas "importantes" que dejan de lado las que dan sentido a la existencia. Considero que no nos damos suficientes oportunidades para observar y decidir qué queremos y podemos hacer con nuestro tiempo de vida, al margen del modelo de organización de tiempo que nos ofrece la sociedad de consumo. Aspectos del trabajo y de la gestión del hogar nos absorben, impidiéndonos disfrutar de los que queremos o atendernos a nosotros como estamos necesitando.

Creo que no es posible tener tiempo en sociedades que nos animan a trabajar para tener muchas cosas, ya que la llamada al consumo no tiene fin. Pocas veces nos plantamos ante el acoso que recibimos, por no detenernos a darnos cuenta más a menudo. Las cosas que adquirimos y acumulamos, necesitan tiempo para ser pagadas, compradas, utilizadas, cuidadas, limpiadas,... y todo lo que quieras añadir. A nivel laboral, gastamos mucha energía en la burocracia y en la forma, dedicando unos recursos y una energía que podrían estar dedicados al contenido. ¿Cuánto tiempo y recursos ganaríamos si tuviéramos menos cosas y dedicáramos menos atención a la forma?. En muchos casos ( demasiados a mi entender ) compramos objetos o servicios en los que pagamos un 80% para costear la forma, y un 20% para costear el contenido, lo que auténticamente debería interesarnos. Esta es la sociedad de la forma y del derroche. Hacemos un uso ilegítimo de los recursos naturales, pero mirado desde nuestras vidas, .... ¿cuánto trabajo, recursos, esfuerzos para pagar algo que no será tangible en tu vida se gasta y posteriormente va a la basura?. Tu dinero, ganado con tu tiempo de vida vendido, va a la basura en forma de publicidad o envoltorios en un ¿50? ¿80?. Reciclemos, reciclemos,..... pero antes, reduzcamos el derroche. Recuerda, lo pagas con tu tiempo de vida.

Disculpa mi atrevimiento anterior, a veces me apetece dar una buena sacudida para salir de mí misma o hacer salir a quien me lee. Si has podido alejarte un poco y mirar tu vida, podrás darte cuenta de opciones para tomar decisiones que liberen ese tiempo deseado. Siempre es posible hacer un pequeño cambio: en la toma de decisiones vitales, en la organización, en la gestión de lo que tienes, en los "no" que están pendientes de decir, en los pierdetiempos que nos comen sin darnos cuenta, en dejar de vivir sin vivir en nosotros. ¿Cuáles son tus acciones o decisiones pendientes?. A continuación, te hago algunas propuestas sencillas, son sólo propuestas o sugerencias, para despertar tu atención en tu propia vida, introduciendo cambios.

Te invito a dedicar 24 horas a darte cuenta de todo lo que pasa, dedicando especial atención a todo aquello que absorbe tu tiempo. Dedícate sencillamente a observar. Obsérvate, observa detenidamente todo lo relativo al tiempo. No juzgues, no critiques. Sólo permítete darte cuenta. Imagínate como un espíritu que está a tu lado y lo mira todo con ojos limpios que no juzgan, solo toman nota de todo lo que se presenta ante sí. En esa posición podrás tomar mucha mayor conciencia para replantearte tu vida ahora y vislumbrar cambios posteriormente.

Televisión. ¿Cuánto tiempo has dedicado a ella en un día? ¿Y el resto de la familia?
Gestión del hogar. ¿Cuántas horas de media dedicas a él? ¿Sería posible hacer ciertas tareas en menos tiempo? ¿Qué sería posible dejar de hacer?
Pierdetiempos. Analiza cuantas cosas que no deseabas hacer, y podrías haber ahorrado, han consumido espacio y tiempo. ¿Qué se repite constantemente? ¿A qué podrías decir NO?
Cosas importantes y cosas urgentes. ¿Tienes claro a diario qué es aquello importante? ¿Han sido atendidas todas las cosas importantes? ¿Qué cosas urgentes podrían haber sido delegadas y relegadas? ¿Qué ha interferido a la hora de hacer lo importante?
Querido lector, querida lectora. Nadie como tú conoce tu vida. Permítete mirarla y descubrir las posibilidades que te ofrece, aún a pesar de las limitaciones. Y si tu situación pasa por el desespero, ya que no depende de ti, siempre tienes a tu disposición aprender a vivir lo que te sucede de otra manera. Nos encontramos en el siguiente escrito.

¡Compartir!

WhatsApp

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...